Jesús el más grande Maestro: Autoridad – introducción

Cuando Jesús hizo su aparición pública en Palestina la gente supo inmediatamente que había algo diferente en Él. Su accionar era diferente al de cualquier otro maestro de esa época. Él no era presumido ni pomposo pero tampoco era tímido, contrario a sus colegas, Él si se relacionaba con los pobres. Él nunca procuró atraer a grandes multitudes, más sin embargo, la gente se agrupaba a su alrededor, incluso por varios días. Había un poderoso e intrigante elemento en lo que Él decía y en como lo decía, era algo que la gente nunca había visto antes.

[frame type=”left” width=”200″ title=”Por fe” height=”133″ src=”http://jesusyyo.net/imagenes/autoridad-1.jpg”]San Mateo 7:28-29 dice, «Cuando Jesús terminó de hablar, toda la gente estaba admirada de cómo les ensenaba, porque lo hacía con plena autoridad, y no como sus maestros de la ley». Esta autoridad lograba que las enseñanzas de Jesús calaran profundamente en las conciencias de quienes lo escuchaban, produciendo reacciones positivas en algunos y negativas en otros, nadie podía ser indiferente luego de escuchar a Jesús.

Esta presencia de autoridad en la vida de Jesús es probablemente su característica más distintiva. Para la persona común Él era mayormente un héroe que representaba la tan ansiada ayuda y esperanza. Para los líderes Judíos, Jesús no era más que el hijo de un carpintero que los mistificaba con sus enseñanzas.

San Mateo 21:23 dice, «…se le acercaron los jefes de los sacerdotes y los ancianos de los judios, y le preguntaron: ¿Con qué autoridad haces esto? ¿Quién te dio esta autoridad?». Por supuesto que Jesús no les respondió de inmediato. Simplemente les hizo una pregunta que ellos no pudieron responder, y cuando le dijeron que no podían responderle, entonces Él tampoco lo hizo. Este acto es otra muestra de su autoridad.

Pero, ¿cúal es la respuesta a la pregunta que le hicieron los líderes religiosos? Jesús compartiría la respuesta con aquellos que lo aman y lo honran, es más, la respuesta está impregnada a través de las Escrituras. Hagamos una búsqueda diligente de ella, ¿les parece?