Jesús, el más grande Maestro: Su Humildad

La humildad es la gracia  sobre la cual todas demás están edificadas, y al mismo tiempo es la más opuesta a nuestra naturaleza egoísta.  Jesús siempre demostró humildad perfecta en su diario vivir: Este es el más importante  y evidente principio que notamos al estudiar su vida.

Constantemente, Él enfatizaba su completa dependencia en el Padre. Cuan contrario es esto a nuestra naturaleza, y sin embargo este hombre, en todo su poder y sabiduría , siempre atribuyó lo bueno que Él hacía y las palabras que salían de su boca a un poder superior, el poder de su Padre que vivía en Él. [frame type=”left” width=”184″ title=”Jesús, el más grande Maestro” height=”138″ src=”http://jesusyyo.net/imagenes/humildad.jpg”]

San Juan 5:17 dice: «Mi Padre siempre ha trabajado, y yo tambien trabajo.» Y en el versículo 19 Jesús dice:  «Les aeguro que le Hijo de Dios no puede hacer nada por su propria cuenta; solamente hace lo que ve hacer el Padre..»

Mantengamos nuestras mentes siempre disciplinadas en el amor, el cual nos trae humildad.  La humildad es la clave de nuestra efectividad, no solo como maestros, pero también en la dimension espiritual de todo lo que hacemos. [quote_right]Él puede aplicar su verdad en nuestros corazones y en nuestras vidas de la forma, en el momento y en el monto correctos[/quote_right]

Jesús amó a los niños. San Lucas 18:16: «Dejen que los niños vengan a mi, y no se lo impidan, porque el reino de Dios es de quienes son como elllos.»

Como maestros tenemos el gran y glorioso privilegio de trabajar con aquellos que están más cerca del corazón de Dios. Por supuesto que también como adultos, nosotros también estamos  cerca del corazón de Dios cuando somos sus hijos, dependientes de Él en todas las areas de nuestra vida.