Jesús, el más grande Maestro: El origen de su autoridad, parte III

Para este devocional, vayamos nuevamente al Evangelio según San Juan capítulo 13. Este capítulo tiene lugar justo antes de la celebración de la Pascua durante la cual Jesús sería crucificado. El versículo 1 dice, «Jesus sabia que había llegado la hora de que él dejara este mundo para ir a reunirsa con el Padre. Él siempre habia amado a los suyos que estaban en el mundo, y así los amó hasta el fin». Luego en el versículo 2 encontramos algo horrible, «El diablo ya había metido en el corazón de Judas, hijo de Simon Iscariote, la idea de traicionar a Jesús». ¡Qué difícil de comprender!

[frame type=”left” width=”200″ title=”El origen de su autoridad” height=”133″ src=”http://jesusyyo.net/imagenes/autoridad-4.jpg”]Tenemos a Judas, quien había seguido al Señor por 3 años y que siendo uno de los apóstoles había visto todas las cosas maravillosas y poderosas que Jesús había hecho por la gente.  Judas había soportado lo difícil del estilo de vida que llevaban y se había involucrado en las misiones a las cuales Jesús los había enviado, durante las cuales habían sanado enfermos e incluso liberado a endemoniados.  Sin embargo, aquí lo tenemos, listo para traicionar al mejor hombre que jamás ha vivido.  Ese horrible pensamiento que se convirtió una acción aún más horrible ciertamente tenía al diablo como su autor intelectual.

[quote_right]Jesús dijo: «Yo les he dado un ejemplo, para que ustedes hagan lo mismo que yo les he hecho».[/quote_right]La siguiente parte del pasaje es muy reveladora. «Jesús sabía que había venido de Dios, que iba a volver a Dios y que el Padre le habia dado toda authoridad…». Usted dirá que en primera instancia, eso parece bastante simple, pero en realidad no lo es. En ese momento Jesús está a punto de entregar su vida y de entregarla con increíble sufrimiento.   El pasaje continúa contándonos como Jesús toma una toalla y  lava los pies de sus discípulos.  Siendo una de las últimas cosas que Jesús hizo con sus discípulos creemos que el acto encerraba una gran importancia. Jesús dice en el versículo 15, «Yo les he dado un ejemplo, para que ustedes hagan lo mismo que yo les he hecho».

En el siguiente devocional, intentemos unir todas estas piezas y descubramos todo lo que estos pasajes nos están diciendo.